Poner en valor las bondades para su consumo es el gran objetivo de la Interprofesional del Aceite de Orujo de Oliva (ORIVA). Desde que comenzase su andadura hace tres años, trabaja para dar a conocer al gran público las propiedades del aceite de orujo de oliva y, con ese propósito, plantea su participación en ÓLEOFORUM.

Su presencia es uno de los platos fuertes de la presente edición de ÓLEOFORUM. La Interprofesional del Aceite de Orujo de Oliva (ORIVA) llega puntual a su cita con el sector de olivar como parte esencial en su funcionamiento y para “la sostenibilidad ambiental del mismo” como apunta su directora general, Alicia Vives.

Será precisamente ella quien intervenga en la primera jornada de ÓLEOFORUM para “dar a conocer el trabajo que, desde la Interprofesional, venimos desarrollando para fomentar el conocimiento de nuestro aceite y, lógicamente, su consumo”. Para ello, pondrá sobre la mesa los datos más relevantes de su sector o los hitos más destacados desde el nacimiento de ORIVA, entre otras cuestiones.

De estos últimos, Vives destaca el apartado de las aplicaciones culinarias de este aceite, especialmente, en fritura. Y es que este año, gracias también al trabajo del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) del CSIC, han conseguido “dar a conocer que el nuestro es el aceite de la fritura perfecta, por delante incluso del girasol y el girasol alto oleico”.

Se trata, sin duda, de un paso importante para el fomento de su consumo; un trabajo que, como nos cuenta la directora general de ORIVA, cuenta con tres ejes fundamentales: los acuerdos estratégicos, la investigación científica y la comunicación. Todos ellos contribuyen a “difundir las propiedades del aceite de orujo de oliva, de la mano de los mejores científicos del panorama nacional y de socios estratégicos”, así como a la transmisión de tales estudios y de la actividad que vienen desarrollando desde su fundación, en mayo de 2015.

Desde entonces, “hemos aprovechado cada oportunidad, como este encuentro, que nos permita impulsar y poner en valor un aceite y un sector que tiene mucho que decir y que ofrecer”. Y todo para revertir la situación de desconocimiento ante el aceite de orujo de oliva: “solo un 4,5% de los españoles lo incluían entre los aceites para su consumo”.

En este contexto, también suman a sus objetivos incentivar el consumo a nivel profesional, “dentro del canal HORECA y de la industria alimentaria”. “Nuestro objetivo, y a la vez gran reto, es llegar a ser una alternativa real de consumo en el mercado español”, puntualiza Vives.

Mientras tanto, y desde su puesta de largo en EXPOLIVA 2017, ORIVA no deja de participar en toda feria o evento que le aporte visibilidad; aunque también ha celebrado uno propio: el Fórum ORIVA, en octubre del pasado año. Como nos cuenta su directora general, allí dieron a conocer las alianzas alcanzadas con socios estratégicos, además de “nuestra fuerte apuesta por el I+D+i y las acciones de comunicación que llevamos a cabo, arropados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación”. Todo ello para conseguir que el aceite de orujo de oliva “ocupe con orgullo el lugar que se merece en las cocinas de profesionales y consumidores”.

Volver a Noticias